Cacabelos

Cacabelos – Camino de Santiago Francés

Cacabelos es un municipio y villa española de la Provincia de León, en la comunidad autónoma de Castilla y León, en el Camino de Santiago Francés.

Cacabelos
Cacabelos

Se encuentra en la comarca de El Bierzo.

Cacabelos tiene una importancia estratégica en el sector vinícola, con numerosas bodegas productoras de Vinos de la Denominación de Origen Bierzo.

Qué ver en Cacabelos

Capilla de San Roque

La Capilla de San Roque (siglo XV) acoge, en su interior, tablas traídas del cercano Monasterio de Carracedo.

Capilla de San Roque
Capilla de San Roque

La Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Plaza, mezcla de diferentes estilos que van desde el románico (ábside), del siglo XI a la torre de principios del siglo XX.

Santuario de la Quinta Angustia

El monumento más importante de Cacabelos se encuentra al otro lado del río Cúa. Cruzando el puente (siglo XVIII) se llega al Santuario de la Quinta Angustia (siglo XVIII), con su retablo mayor barroco-rococó, y la imagen de la Virgen de la Quinta Angustia.

Santuario de la Quinta Angustia
Santuario de la Quinta Angustia

También podemos admirar el órgano (siglo XIX), varios retablos y en la sacristía cuadros barrocos.

Historia Cacabelos

Prehistoria Cacabelos

Los datos más antiguos sobre el poblamiento de Cacabelos se remontan al Paleolítico, como atestiguan los artefactos líticos hallados en las terrazas del Cúa. Hay que esperar, sin embargo, a la Edad del Bronce y a la Segunda Edad del Hierro para encontrar restos abundantes —objetos metálicos, molinos de barquilla, cerámicas— de la cultura castreña, bien representada por Castro Vizcaíno y, sobre todo por Castro Ventosa, donde tradicionalmente se ha situado la Bergida prerromana que mencionan Floro y Osorio.​

Edad Antigua Cacabelos

Fueron esos autores, Floro y Osorio, los que relatan las guerras contra los astures (25 – 19 a.C.) que concluirían con la toma de Bergida. El intenso proceso de romanización de la comarca queda perfectamente reflejado en la aparición de Bergidum Flavium, ciudad que algunos autores sitúan en el llano, a la altura del actual cementerio de Cacabelos y a la que mencionan Ptolomeo y el itinerario de Antonino. Bergidum fue el centro administrativo de los numerosos yacimientos auríferos que los romanos explotaron en El Bierzo, algunos incluso en el propio municipio, como el de los Lagos de Villabuena.​

En el siglo V, los suevos se asientan en el noroeste, territorio que en el siglo siguiente será anexionado por los visigodos. El parroquial suevo incluye a Bergido en la diócesis de Astorga, signo de la presencia de ese pueblo en el municipio; la moneda de Sisebuto, acuñada en Bergido, y San Valerio en su autobiografía hablan también del poblamiento visigodo en el solar de esta villa.

Edad Media Cacabelos

Bergido no desapareció con la invasión agarena a comienzos del siglo VIII. Pervive como núcleo importante con el nombre de Ventosa. Luego fue decayendo hasta su más completo abandono y olvido.

Cacabelos se menciona por primera vez en el siglo X, en la donación de Bermudo II de León al monasterio de Carracedo. En 1108 el arzobispo de Santiago, Diego Gelmírez, lo reconstruye y erige su iglesia de Santa María, que aún conserva su viejo ábside. Dicha reconstrucción provocaría una enconada disputa con el obispo de Astorga, pues la villa se hallaba en territorio de esa diócesis. La disputa concluyó con la donación de la villa por Alfonso VII de León a aquel arzobispo en 1138,​ hecho que singularizará a Cacabelos, pues no solo será jurisdicción del arzobispo, sino que pertenecerá a aquella lejana diócesis hasta 1890. En ese siglo XI también se mencionan Villabuena, donde existe un palacio real, y Pieros, cuya iglesia consagraría en 1086 el obispo Osmundo.​

La villa, al lado de un puente, en pleno Camino jacobeo, creció de forma ininterrumpida durante la Edad Media, como lo testimonian sus iglesias (Santa María de la Plaza, Santa María de la Edrada y Santa María «circa pontem») y hospitales (San Lázaro, Santiago, Santa Catalina, Alfonso Cabirto, Inés Domínguez). La población prosperó por su riqueza agrícola y el comercio de peregrinos y pobladores francos; además tuvo una aljama judía.

Un nuevo aliciente en el crecimiento de la villa fue la concesión por Sancho IV, en 1291, de una feria anual de quince días de duración, celebrada en las fiestas de la Cruz de Mayo, a la que posteriormente se añadirían otras ferias en San Miguel y San Bartolomé. En Villabuena, por su parte, se construirá, en el siglo XIII, el monasterio de San Guillermo, de monjas cistercienses en cuyos dominios jurisdiccionales se encuentran los pueblos de Quilós y Arborbuena, mencionados por primera vez en ese siglo.

Edad Moderna Cacabelos

Al comienzo de la Edad Moderna, Cacabelos se integra en el marquesado de Villafranca del Bierzo, heredero del conde de Lemos, a quien el arzobispo Rodrigo de Luna había donado la villa en 1458. También pasarían a esas manos los lugares de Quilós, Arborbuena y Villabuena, por compra a la abadesa de San Guillermo, poco antes de la integración de ese monasterio al de San Miguel de las Dueñas. En esos siglos Cacabelos fue una villa de unos mil habitantes, con varias iglesias —parroquial del siglo XVI y las Angustias del XVIII — y ermitas y un hospital, el de San Juan, en el que se concentraron las rentas y bienes de los anteriores. A su lado Quilós, Pieros o Villabuena fueron pequeñas aldeas que juntas apenas superaron los cien vecinos.​

Por otro lado, debido a la adscripción territorial desde la Alta Edad Media del territorio cacabelense al reino leonés, durante toda la Edad Moderna las localidades del municipio formaron parte de la jurisdicción del Adelantamiento del reino de León.

Edad Contemporánea Cacabelos

El siglo xix se inicia con la Guerra de la Independencia. Aquí, en los primeros días de enero de 1809, se enfrentaron ingleses y franceses en una batalla en la que moriría el general francés Colbert. Con la llegada del liberalismo y la desaparición de los señoríos jurisdiccionales, Cacabelos se convirtió en municipio, en el que se integraron la villa de Cacabelos y los pueblos de Quilós, Arborbuena y Pieros. Asimismo, en la división provincial de 1821, Cacabelos y el resto de localidades del municipio pasaron a formar parte de la provincia de Villafranca, si bien al perder ésta su estatus provincial al finalizar el Trienio Liberal, con la creación de las actuales provincias en la división de 1833, Cacabelos y el resto de localidades del municipio pasaron a estar adscritas a la provincia de León, dentro de la Región Leonesa.​

Por otro lado, a finales del siglo XIX e inicios del XX, la crisis de la filoxera conllevó la desaparición de la mayor parte del extenso viñedo que poseía el municipio, provocando una fuerte recesión económica y un leve descenso demográfico. Solo bien entrado el siglo xx se recuperó el viñedo con injertos americanos, lo que favorecerá la aparición de numerosas e importantes bodegas y una cooperativa de vinos.​ Al compás de esta recuperación económica creció la población: parques y plazas, colegio público e instituto de bachillerato, centro de salud y residencia de la Tercera Edad, polideportivo y piscinas. Hoy el municipio de Cacabelos lo integran las localidades de Cacabelos, Quilós, Pieros y Arborbuena, además de Villabuena y San Clemente que se incorporaron voluntariamente al municipio en los años ochenta del siglo pasado.

Cacabelos

PaísEspaña
Com. autónomaCastilla y León
ProvinciaProvincia de León
ComarcaEl Bierzo​
Partido judicialPonferrada
MancomunidadBierzo Central
Agua del Bierzo
Bajo Bierzo
Ubicación42°35′59″N 6°43′32″O
Altitud479 msnm
Superficie32,66 km²
Núcleos de
población
Arborbuena, Cacabelos, Pieros, Quilós, San Clemente y Villabuena
Población4996 hab. (2020)
Densidad157,75 hab./km²
Gentilicio Cacabeloscacabelense
Código postal24540
Pref. telefónico987
Sitio webwww.cacabelos.org