Peregrinos

Peregrinos del Camino de Santiago Francés

¿Qué es ser peregrino y por qué la gente hace la peregrinación a Santiago?

La peregrinación es un tiempo en el que se vive apartado de la vida diaria y en el que uno se dirige a un lugar santo, Santiago de Compostela, junto a Roma y Jerusalén, es el tercer gran destino de peregrinación cristiana en el mundo.

Los peregrinos tienen a lo largo del Camino de Santiago Francés oportunidad para la reflexión personal, para la oración y para el disfrute de la amistad y el compañerismo con otros peregrinos de diferentes países y tradiciones. La peregrinación es una oportunidad de renovación espiritual y de crecimiento en la Fe personal.

En el Año Santo Jacobeo 2010 el 95% de los peregrinos afirmaron que su motivación para hacer el Camino había sido de tipo espiritual y/o religiosa.

El término peregrino (del lat. peregrīnus) se refiere en su significado más clásico al viajero que, por devoción o por voto, visita un santuario o algún lugar considerado sagrado. En su acepción más general es todo aquel que anda por tierras extrañas.

En sentido estricto, para el español de religión católica, peregrino es quien se dirige a la Catedral de Santiago en Santiago de Compostela a visitar la tumba del Apóstol Santiago. Así, por el destino de su peregrinación, se lo diferencia de los caminantes que se dirigen a otros sitios de honda significación espiritual en el catolicismo: el romero,​ que lo hace a Roma siguiendo alguna de las vías romeas, donde mora el papa, considerado sucesor de San Pedro, y el palmero, que se encamina a Jerusalén y en general a los Santos Lugares.

Atributos del peregrino

Son atributos del peregrino el cayado, el camino, el manto, el pozo con el agua de salvación, la concha del peregrino. Sus significados son diversos:

  • el cayado o bastón simboliza a la vez la prueba de resistencia y de despojo;
  • el morral abierto es símbolo de humildad;
  • la concha del peregrino era el distintivo que traían aquellos que regresaban de la peregrinación a Santiago de Compostela; entre otros significados, la concha simboliza la muerte y renacimiento.