Itero de la Vega

Itero de la Vega – Camino de Santiago Francés

Itero de la Vega es un municipio​ y localidad de España situada en el este de la Provincia de Palencia, en la comunidad autónoma de Castilla y León, en el Camino de Santiago Francés.

Itero de la Vega
Itero de la Vega

Itero de la Vega es lugar de paso del Camino de Santiago, el primero dentro de la  Provincia de Palencia. Históricamente, el río Pisuerga —junto al que se asienta la localidad— sirvió de frontera entre los condados de Castilla y Monzón y entre los obispados de Burgos y Palencia, por lo que el puente sobre el río —Puente Fitero— era un hito importante del Camino, además de político y religioso, ya que los peregrinos cambiaban de jurisdicción.

Lugares de interés Itero de la Vega

Iglesia de San Pedro

Es un templo católico —parroquia de la villa— construido en el siglo XIII y ampliado posteriormente entre los siglos XVI y  XVII. Presenta tres naves, separadas por pilares que sirven de arranque a los arcos de medio punto; la nave central está cubierta con bóveda de arista y las laterales con bóvedas de cañón con lunetos, igual que ocurre en la capilla mayor. El crucero está cubierto por una cúpula rebajada. Al exterior, la portada presenta arcos apuntados del siglo XIII, el único resto de la iglesia gótica, y ante la misma se abre un pórtico de la segunda mitad del siglo  XVI.​

Iglesia de San Pedro
Iglesia de San Pedro

En el interior, el retablo mayor es barroco, del tercer cuarto del siglo XVII, y está decorado con varias pinturas y esculturas de la Magdalena (Santa María Magdalena), San Pedro en cátedra, San Antonio y el Calvario. A ambos lados del presbiterio aparecen dos cenotafios, uno con las estatuas de Antonio de Piña y Hermosa y María de Piña y otro con su hijo Antonio de Piñahermosa, obispo de Salamanca, Málaga y Jaén.

La nave del Evangelio cuenta con un retablo barroco, del segundo tercio del siglo xvii, que presenta esculturas de Santiago Apóstol y Santo Domingo y está presidido por la Virgen del Rosario, del siglo XVI. Por su parte, en la nave de la Epístola hay dos retablos, uno de 1778 de estilo rococó, en cuyo relieve central aparecen las Ánimas y el Ángel de la Guarda junto al sepulcro del obispo Antonio de Piña y sus padres.

Puente Fitero

Durante la Edad Media los puentes eran fundamentales en las vías de comunicación y con el auge del Camino de Santiago Francés los reyes se preocuparon especialmente de ellos. Así, por ejemplo, Alfonso VI de León se encargó de que se repararan todos los puentes que había entre Logroño y Santiago de Compostela, y posiblemente debido a su interés en el Camino se deba la construcción del Puente Fitero, también llamado Ponteroso, Ponte Fitir o Ponte della Mulla.​

Puente Fitero
Puente Fitero

Construido a base de sillares, consta de once arcadas y salva el cauce del río Pisuerga en el límite entre la Provincia de Burgos con la Provincia de Palencia.

Aparece ya citado por Aymeric Picaud en el Codex Calixtinus:

«Pons Fitere supra Pisorga Flumen«.

Aymeric Picaud

Ermita de Nuestra Señora de la Piedad

Ubicada a las afueras de la villa, la estructura actual no es la original debido a los cambios que ha sufrido a lo largo de la historia. Antiguamente se denominó Nuestra Señora de Carrelapuente o Nuestra Señora de Afuera.​ Es un edificio gótico del siglo XIII, de pequeñas dimensiones, con aparejo de grandes sillares de caliza. Presenta una única nave, sin tramos marcados, y su cubierta actual es una estructura de madera.

Ermita de Nuestra Señora de la Piedad
Ermita de Nuestra Señora de la Piedad

Su ábside es cuadrangular, abierto al resto de la iglesia a través de un arco apuntado y doblado que descansa sobre pares de columnas cuyos capiteles están decorados con hojas de acanto; está cubierto por bóveda de crucería y cuenta con una ventana en el testero, con doble arquivolta decorada con bocel que apoya en columnas. Al exterior del ábside, cuatro contrafuertes prismáticos. Cuenta con dos portadas, una cegada en el lado sur y otra en el lado occidental, ambas de arco apuntado. Junto a la cabecera hay una sacristía moderna, de planta cuadrada. En conjunto, presenta características de la arquitectura cisterciense en la cabecera recta, muro meridional y ventana absidial. En el siglo XIV se modificó el exterior de la cabecera y el hastial occidental se remató con una espadaña. Ya en época moderna se levantó un nuevo muro en el lado septentrional y la sacristía.​

Rollo de justicia / Rollo jurisdiccional

Antiguo lugar de jurisdicción, es de estilo renacentista y presenta un fuste cuadrangular sobre un basamento escalonado.

Rollo jurisdiccional
Rollo jurisdiccional Itero de la Vega

El rollo fue construido en 1529, una vez que Itero compró sus derechos de soberanía a Melgar y Castrojeriz. En 1966 fue declarado Bien de Interés Cultural.​

Toponimia Itero de la Vega

El topónimo de Itero de la Vega está documentado desde la Edad Media, durante la cual aparecía mencionado como Fitero. Este procede de la palabra latina fictum, que significa fijado o clavado; sería por tanto una alusión a un mojón de cierta importancia. Por su parte, el término Vega procede de la palabra de origen ibérico baica, que significa ribera o vega.

Historia Itero de la Vega

Edad Media Itero de la Vega

Tras la conquista musulmana de la península ibérica, acaecida en las primeras décadas del siglo VIII, la cuenca del Duero sufrió un proceso de despoblación; desde mediados de dicho siglo la zona quedó abandonada hasta la intervención de Alfonso III de Asturias, a finales del siglo ix, cuando se repoblaron la mayor parte de las tierras palentinas. Después de la fundación, hacia 872, del monasterio de Sahagún, otro hito destacado fue el surgimiento del primitivo núcleo de Carrión de los Condes, que serviría como base para repoblar las zonas de Frómista y Osorno, como en el caso de Castrojeriz en 884, y a partir de ahí otros núcleos de su entorno como SantoyoBoadilla y el propio Itero.​

Ya en el siglo X Fernando Mentález, señor de Melgar de Fernamental (Melgar de Suso por entonces), amplió su dominio en torno al eje del Pisuerga a través de un condado patrimonial, que repobló fundando poblaciones tanto en tierras leonesas como castellanas, otorgando fuero en el año 950 —aunque pudo haber sido una falsificación posterior— a Itero de la Vega junto con otras poblaciones como Itero del Castillo, Melgar de Yuso,  Boadilla del Camino, Santoyo, Santiago del Val, Villella, Zorita, Quintanilla de Nuño, Hinojosa de Roano y Peral del Castillo. Según el texto, los pleitos entre estas villas se juzgarían en Melgar de Suso pero para lo demás cada una tenía su propia jurisdicción. Se defendía a los matrimonios nuevos, a las viudas y a los clérigos y gozaban de cierta libertad respecto a su señor.​

El descubrimiento de los restos del apóstol Santiago dio origen a las peregrinaciones a Santiago de Compostela, y así el mismo año de la promulgación del fuero (950) se producía la famosa peregrinación de Gotescalco, obispo de Puy-en-Velay. La notoriedad del Camino comenzó a hacerse mayor y los monarcas se preocuparon de él reparando el camino y construyendo puentes y hospitales, ventajas que también afectaron a Itero, que aparece en el  Codex Calixtinus como Puente Fitero.​ Además de la construcción del puente en tiempos de Alfonso VI de León, antes de 1174 se fundó el Hospital de Puente Fitero por el conde Nuño Pérez de Lara, que quedó encomendado a la Orden de San Juan.

En 1179 o 1180 nació la infanta Berenguela, hija de Alfonso VIII de Castilla y Leonor Plantagenet. Fue criada en Itero por dos nodrizas, Estefanía y Elvira; los monarcas las recompensaron con una finca entre Itero y Lantada y la villa de Fuente Peral, respectivamente. En 1188 nació otra de sus hijas, la infanta Blanca. Fue amamantada por la nodriza Sancha López, que fue recompensada junto a su marido Martín García con tierras según un privilegio del cartulario del Monasterio de Santa María de la Vega. Entre los nobles que confirmaron tal documento se encontraba Pedro Rodríguez de Castro, a quien junto con su mujer Urraca Rodríguez de Guzmán fue confiada la crianza de la infanta en su casa de Itero.​

En 1462 nació la princesa Juana, quien fue nombrada heredera de Enrique IV de Castilla; ante tal hecho, los nobles se rebelaron y proclamaron rey a su hermano Alfonso. Enrique pidió ayuda a las poblaciones y, entre ellas, los concejos de Boadilla del Camino, Santoyo e Itero le sirvieron con hombres y dinero, a la vez que solicitaban librarse de la servidumbre de algunos nobles y de atender las demandas de los alcaldes de Melgar y Castrojeriz. Una vez acabado el conflicto, el monarca concedió privilegio a estas tres poblaciones (datado el 19 de junio de 1467). Ante la protesta de los señores de Melgar y Castrojeriz, las poblaciones procedieron a comprar sus derechos de soberanía: Boadilla en 1482, Santoyo en 1520 e Itero en 1529.

Itero de la Vega

PaísEspaña
Com. autónomaCastilla y León
ProvinciaProvincia de Palencia
ComarcaTierra de Campos
Partido judicialPalencia
Ubicación42°17′11″N 4°15′31″O
Altitud772​ msnm
Superficie20,93 km²
Población154 hab. (2020)
Densidad7,88 hab./km²
Código postal34468
Pref. telefónico979
Sitio webwww.iterodelavega.es